diumenge, 8 de febrer de 2009

aniversari de Darwin

L'autobiografia de Ch.Darwin (1877), va ser censurada per la seva esposa perquè havia estat escrita amb "massa llibertat". Exposava, per exemple, que el cristianisme li semblava una "doctrina detestable" Els paràgrafs han estat recuperats i afegits en una nova publicació per l'editorial Laetoli.
En Darwin va viure un terrible calvari perquè tant ell com la seva esposa eren fervorosos creients. Es va debatre, per tant, entre la seva fe (era teòleg) i la ciència que contradeia les seves creences. Va tenir sempre la sensació de cometre un pecat. De fet, li va costar uns 20 anys publicar la seva obra L'origen de les espècies, període de temps que va servir-le per canviar profundament i declarar-se crític davant del cristianisme. La publicació d'aquesta obra li va permetre alliberar-se i expulsar els demonis que tenia a dintre. Va recuperar la salut física i mental els darrers anys de la seva vida. Darwin és un bon exemple del que és una ment científica aturmentada per les seves creències religioses en una època força conservadora.

Un d'aquests fragments recuperats és el següent:

"La persona que no crea de manera segura y constante en la existencia de un Dios personal o en una existencia futura con castigos y recompensas puede tener como regla de vida, hasta donde a mí se me ocurre, la norma de seguir únicamente sus impulsos e instintos más fuertes o los que le parezcan los mejores. Así es como actúan los perros, pero lo hacen a ciegas. El ser humano, en cambio, mira al futuro y al pasado y compara sus diversos sentimientos, deseos y recuerdos. Luego, de acuerdo con el veredicto de las personas más sabias, halla su suprema satisfacción en seguir unos impulsos determinados, a saber, los instintos sociales. Si actúa por el bien de los demás, recibirá la aprobación de sus prójimos y conseguirá el amor de aquellos con quienes convive; este último beneficio es, sin duda, el placer supremo en esta Tierra. Poco a poco le resultará insoportable obedecer a sus pasiones sensuales y no a sus impulsos más elevados, que cuando se hacen habituales pueden calificarse casi de instintos. Su razón podrá decirle en algún momento que actúe en contra de la opinión de los demás, en cuyo caso no recibirá su aprobación; pero, aun así, tendrá la sólida satisfacción de saber que ha seguido su guía más íntima o conciencia. En cuanto a mí, creo que he actuado de forma correcta al marchar constantemente tras la ciencia y dedicarle mi vida. No siento el remordimiento de haber cometido ningún gran pecado, aunque he lamentado a menudo no haber hecho el bien más directamente a las demás criaturas".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada